Rothschild

La Banca Rothschild se expande en las aguas turbias de Malasia

La Autoridad Supervisora ​​del Mercado Financiero de Suiza (FINMA) ha concluido una investigación sobre operaciones sospechosas de lavado de dinero que involucran al banco Rothschild y el fondo estatal de inversión de Malasia 1MDB. El regulador concluyó que el banco de inversiones Rothschild cometió “violación grave” de los “requisitos de diligencia debida, informes y documentación”.

La FINMA acusó al banco de inversiones Rothschild no solo de establecer relaciones comerciales con clientes sospechosos de actividades de lavado de dinero, sino de “expandir considerablemente” sus negocios con ellos e informar de sospechas “solo después de un retraso sustancial”, incumpliendo así los requisitos de información de los bancos.

La Banca Rothschild formó parte de dicha operación corrupta que provocó que enormes cantidades de dinero desviadas del fondo de riqueza soberana de Malasia quedaran en manos de funcionarios corruptos. El escándalo condujo al arresto del exprimer ministro malasio Najib Razak a principios de este año.

No es el único asunto turbio de esta gran banca internacional en Malasia, hace tiempo que la cadena Rusia Today informó cómo la desaparición del avión malasio MH370 favoreció que una patente tecnológica  de semiconductores fuera aprobada por la oficina de patentes de EE.UU. quedando en manos de la familia Rothschild al morir los otros propietarios en dicho avión. La patente de semiconductores se hallaba en manos de la empresa, Freescale Semiconductor, de Austin, Texas (EE.UU.), una titularidad compartida con cuatro empleados chinos: Peidong Wang, Zhijun Chen, Zhijong Cheng y Li Ying, todos ellos de la ciudad de Suzhou. Se da la casualidad de que todos ellos eran pasajeros del avión de Malaysia Airlines junto a muchas otras personas que desapareció el 8 de marzo.

Tras la desaparición del avión los teléfonos móviles de muchos de los pasajeros continuaron dando línea a la llamada de sus familiares, un hecho que nunca suele ocurrir tras los accidentes aéreos pues la mayoría de los dispositivos pierden su actividad al caer al mar, lo que alimentó en su día los rumores de un posible secuestro del vuelo a una base militar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *