Udo Ulfkotte

Por Carles Giménez

Él 13 de enero de 2017 moría Udo Ulfkotte, doctor en ciencias políticas y periodista alemán (amplia experiencia en Oriente Medio) con 17 años de experiencia en el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung. Deslegitimó al periodismo alemán, uno de los más respetables de Europa, o al menos eso se creía, en su libro Gekaufte Journalisten (‘Periodistas comprados’). Su muerte fue por un aparente ataque al corazón aunque algunos medios como Rusia Today ponen en cuestión estas causas.

Siguió trabajando hasta el último momento, todos los días. Incluso cuando cerraron su cuenta de Facebook y fue perseguido en una “caza de brujas” contra periodistas como él. Su libro, éxito en ventas en dos semanas, relata cómo la Otan promovía la agenda de los principales medios alemanes a través de dinero y sobres con origen en la embajada estadounidense. El autor cuenta asimismo cómo él mismo fue convencido para recibir dinero por parte de los servicios de inteligencia de EEUU para enfocar sus artículos desde perspectivas y puntos de vista que favorecieran los intereses de la Otan y del Nuevo Orden Mundial (no siempre coincidentes con EEUU).

Según la experiencia de Udo Ulfkotte las siguientes entidades y organizaciones son las que actuaban y siguen actuando para dirigir a la Opinión Pública alemana hacia los intereses supranacionales atlánticos: Atlantik-Brücke, La Comisión Trilateral, German Marshall Fund, American Council on Germany, American Academy, Aspen Institute y el Instituto para la Política Europea.

“Me avergüenzo de ello, me encontré sin quererlo apoyando el belicismo como una extensión del largo brazo de propaganda de la OTAN, y lo único que puedo hacer para reparar ese mal es contar toda la verdad”.

Lo cierto es que el periodista se mostró en varias entrevistas preparado para asumir las consecuencias de la publicación de su libro y de su participación en lo que el definió como el sistema de manipulación de la Opinión Pública de Alemania. Uno de los temas en los que el periodista fue presionado fue en la campaña bélica contra Rusia en la narración de los acontecimientos sucedidos en Ucrania y la “pseudo-revolución 15-M del Maidán”.

Los periodistas mintieron a sus lectores a fin de convencerles de la necesidad de la guerra contra Rusia”.

“Mentía, traicionaba, recibía sobornos y ocultaba la verdad a la opinión pública”, confiesa el periodista en su libro ‘Gekaufte Journalisten’ (‘Periodistas comprados’) enfatizando que “lo que estaba haciendo no era periodismo, sino propaganda”.

Ulfkotte no tenía dudas de que bajo el dictado de los servicios secretos y los lobbys del Nuevo Orden Mundial ‘Der Spiegel’ publicó la información de que el Boeing malasio fue derribado sobre Ucrania por un misil ruso sin presentar ninguna prueba. Recuerda que esta información falsa fue un pretexto para la imposición de las sanciones occidentales contra Rusia, que de hecho, “ha sido una declaración de guerra económica a gran escala, complementada luego con precios del petróleo reducidos artificialmente y una depreciación del rublo orquestada”.

udo_ulfkotte_irak

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *