Julian Assange y Pussy Riot

En la fotografía superior, el activista de Wikileaks Julian Assange junto a las integrantes de Pussy Riot

Rusia no ha apoyado el Referéndum Catalán ni la presión en redes contra el Gobierno

Por Marcos Mesa

Hace escasos días hemos sido testigos de acusaciones por parte de medios de comunicación, especialmente por parte del medio Globalista ElPaís que han relatado que el referéndum catalán había recibido apoyo exterior por parte de Rusia sobre todo en las redes sociales y especialmente en Twitter.

La teoría es fácilmente desmontable pues se basaba tan solo en las declaraciones de twitter del activista de WikileaksJulian Assange deslegitimando al gobierno español (con razón) y el medio aseguraba que éste era un activista ligado a Rusia porque en varias ocasiones había realizado declaraciones en favor del país euroasiático, nada más lejos de la realidad, una auténtica mentira.

La mentira de grandes dimensiones es fácilmente desmontable porque Julian Assange pertenece a una serie de movimientos y activismos que están directamente relacionados con la Globalización mediante fundaciones como La Fundación Tides o Open Society, ambas de George Soros, para derrocar gobiernos nacionales por medio de las ONGs y el activismo social.

Julian Assange recibió una visita solidaria del grupo de activistas Pussy Riot a la embajada de Ecuador, un grupo de punk de mujeres de apariencia feminista organizado para deslegitimar a Rusia en una campaña internacional de falta de libertades y derechos, de la mano de ONGs dependientes del Departamento de Estado de EEUU y la Usaid (La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional).

La campaña de apoyo a Pussy Riot estuvo liderada por Oksana Chelysheva de la Sociedad de Amistad Ruso-Chechena (Russian-Chechen Friendship Society) financiada por el Departamento de Estado de los EE.UU., un organismo para la propaganda secesionista y terrorista chechena.

El grupo de música de corte feminista (en apariencia, dado que el grupo nunca ha protestado contra una multinacional de la moda ni ha asistido a actos de ese tipo, etc…) Pussy Riot no era sino un agente provocador contra Rusia, integrado por agentes del sistema Neoliberal a las órdenes de Washington desde el primer momento, como revela el hecho de que el Departamento de Estado estadounidense financiase su primer single producido fuera de Rusia, el cual fue realizado en 2015 y ampliamente publicitado y difundido por el periódico Globalista The Guardian. El grupo de música de agentes infiltradas no solo visitó solidariamente a Julian Assange a la embajada de Ecuador, sino también al movimiento Occupy Wall Street.

Por lo tanto ahí reside la evidencia de que es totalmente imposible que Rusia haya realizado apoyos exteriores en contra del Gobierno Español, y menos aún a través de activistas que en varias ocasiones han sido utilizados contra la propia Rusia. Sin embargo eso no quita que alguna organización como la Globalización Neoliberal esté apoyando la presión en redes sociales sobre el Gobierno Español por medio de activistas de este tipo, y la falsa acusación a Rusia también lo evidencia.

Lo que más debe preocuparnos es a qué se debe esta campaña de “rusofobia”, ¿a quién pretende ocultar realmente en relación a los acontecimientos actuales?

National Endowment for Democrazy
Ejemplo de actividad de la National Endowment for Democrazy principal ONG de apoyo a Pussy Riot para presionar a Rusia desde la llegada  del liderazgo de Vladimir Putin a la nación. Fuente: Infiltrados, desemascarando a la izquierda globalista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *