Durante muchos años el tablero de ajedrez en el Sáhara Occidental ha sido motivo de controversia para investigadores e historiadores. Todo ello ha sido debido a la ausencia de desclasificación de documentos oficiales amparada por la ley sobre Secretos Oficiales de 1968.

Si se dejara acceder a las actas de los Consejos de ministros de 1974 y 1975, según el profesor José Rodríguez Jiménez de la Universidad Rey Juan Carlos se despejarían muchas dudas acerca de un proceso de descolonización totalmente frustrado por una maniobra política; (una actuación lamentable y una traición terrible al Pueblo Saharaui).

Sin embargo a pesar de la negligencia de España y su dejadez así como la desidia por parte de los organismos oficiales, existen otros actores que sí han desclasificado sus documentos sobre aquella época. La Agencia de Inteligencia Norteamericana CÍA desclasificó documentos a principios de 2017 que verifican exactamente que el papel del entonces príncipe de España Juan Carlos I, no fue neutral en la entrega del Sáhara Occidental a la monarquía marroquí.

El informe de la CÍA atestigua que Juan Carlos I pactó la entrada de una delegación representativa de unos 50 marroquíes en la capital territorial de El Aaiún.

Desde EEUU conocían todas las posiciones, la presión argelina, las intenciones del Rey Hassan II, los recursos de la zona, rica en fosfatos (se puede obtener uranio a través del ácido fosfórico procedente del fosfato) y la posibilidad de recursos petrolíferos; la posición estadounidense aunque Kissinger siempre la calificó de “neutral” en sus conversaciones con el presidente de Argelia, ha sido de una “neutralidad” muy favorable a la monarquía marroquí de Hassan II y eso ha quedado demostrado con el paso de los años con un conflicto enquistado, un proceso de descolonización maltrecho, una Onu secuestrada en este asunto por Francia, EEUU y la monarquía vecina: España.

Le Monde Diplomatique, en su edición en lengua inglesa, llegó a publicar en 2005 un informe, sustentado en documentos desclasificados de los archivos de Estados Unidos, en el que se llega a la conclusión de que la apropiación del Sáhara por parte de Marruecos, en 1975, tuvo éxito gracias a la intervención de Estados Unidos a su favor. En uno de estos documentos, enviado por el director de la CIA, William E. Colby, a Kissinger se indica que hay que intentar, a toda costa, “controlar la reacción contraria a Marruecos que van a provocar en La Haya sus reivindicaciones sobre el Sahara Occidental”.

Lo que ahora ya es de dominio público y se seguirá esperando a la desclasificación de los documentos españoles es la traición al Pueblo Saharaui por parte de la casa real española y del borbón, por la intransigencia y tibieza cómplice de Juan Carlos I y seguramente así como por el Gobierno Español (pero la negligencia de éste último solo se sabrá cuando la Ley de Secretos Oficiales permita una investigación y el acceso a los documentos españoles).

Informe público pag web CÍA pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *