Pedro Sánchez y Angela Merkel abucheados en su encuentro en Cádiz al grito de Sinvergüenzas

Ayer se reunieron cordialmente Pedro Sánchez el presidente español con la canciller alemana Angela Merkel, justo el mismo día que entraba en vigor el acuerdo de devolución de inmigrantes a España (si estos hubieran solicitado asilo en el país ibérico). Sin embargo lejos de ser una velada veraniega de lo más normal entre dos mandatarios europeos, la mañana se ha topado con las reivindicaciones de diferentes colectivos propios de un “continente decadente”.

La comida informal que ha tenido lugar en el Palacio de los Guzmanes en Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, no se ha librado de los abucheos de una treintena de personas convocadas por el colectivo “Corralas por la Dignidad” congregado frente a dicho palacio para protestar por el desalojo de varias familias de pocos recursos que habían ocupado viviendas vacías. Pese a que la reunión bilateral ha discurrido con normalidad gracias al apoyo policial que ha acordonado la zona del palacio, estos dos “monarcas” no podrán irse de vuelta asegurando que la cita ha concluido con total tranquilidad.

Si que es cierto que para Angela Merkel, canciller acostumbrada a la presión de los grupos antiglobalización en las reuniones europeas de Alemania, una treintena de personas reclamando vivienda digna en España es un trajín bastante digerible.

Al grito de “un desalojo, una ocupación” ambos mandatarios han sido recibidos junto a otros activistas de Jusapol que también se presentaron haciendo sonar sus silbatos y sus pancartas en exigencia de la equiparación salarial de funcionarios policías del Estado con las policías autonómicas.

Asimismo tras la cita, Pedro Sánchez no se ha librado de los abucheos que le han perseguido y esperado en otros lugares en la zona de Doñana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *