La base militar de Niscemi se caracteriza por ser el lugar donde se alberga el sistema militar de comunicación vía satélite conocido como MUOSMobile User Objective System. Dicha tecnología militar de la OTAN tiene como función favorecer las operaciones militares en Oriente Medio debido a su posición estratégica que abarca los mares Tirreno, Mediterráneo y Jónico.

NO MUOSAdemás de encontrarse situada en la reserva natural de Sughereta, la base se halla en las cercanías del pueblo de Niscemi donde siempre ha habido un movimiento indignado de resistencia con campamentos, activistas y vecinas que han realizado concentraciones frente a la base militar en protesta por del desarrollo de estas instalaciones. En el pueblo los habitantes temen consecuencias no solo para el medio ambiente sino también para la salud debido a la emisión de ondas radiales de grave riesgo.

La coordinación territorial, las madres de Niscemi y la Asamblea NO MUOS, han participado en decenas de comités de base, asambleas populares junto a alcaldes, activistas locales y siguen luchando contra la lógica de la guerra, el saqueo del territorio y la especulación, poniendo en juego su seguridad día a día para detener la imposición de este faraónico proyecto militar.

Luchar contra el sistema MUOS de la base de EEUU en Niscemi, Sicilia, es luchar contra la guerra en Oriente Medio. La Asamblea NO MUOS sabe perfectamente que la aplicación de la ley italiana, particularmente es cómplice, al albergar este territorio el sistema de Radar militar, responsable de las matanzas a diferentes pueblos, incluido el kurdo, que se producen en las guerras “a control remoto”, donde los civiles son víctimas indiscriminadas de las operaciones bélicas tecnológicas puesto que las personas tan solo son meros píxeles en pantalla.

Esta guerra cuenta ya además del sufrimiento en Oriente Medio, el de esta tierra siciliana que ha sufrido enfermedades como la leucemia de radiación profunda (el caso del soldado italiano Salvatore Ferlito y otros militares italianos ya que no hay soldados estadounidenses al aire libre sino en el interior de la base), o problemas de salud en un área que se extiende hasta Messina y un significativo aumento significativo del riesgo de contraer tumores en la piel, aún más graves en las zonas vecinas dentro de un radio de 20 kilómetros donde el daño se vuelve incalculable (El municipio de Niscemi se encuentra en un radio de 6 kilómetros de la base de Estados Unidos).

más información:

https://www.facebook.com/CoordinamentoNoMuos/

home

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *