La Cía y su estrecha relación con los servidores de Amazon

La CIA y otras agencias podrían haber gastado miles de millones de dólares en la creación de su propia infraestructura en la nube sin llamar la atención en el Congreso pero se decidieron por los servicios de Amazon desechando a Microsoft, IBM y una corporación anónima.

En una aparición pública de 2014, el entonces Director de Información de la CIA, Douglas Wolfe, calificó el acuerdo con Amazon como “una de las adquisiciones de tecnología más importantes en la historia reciente” La agencia de inteligencia globalista (supuestamente) perteneciente a EEUU contrató (tras un acuerdo manejado en secreto) a la empresa de Jeff Bezos, Amazon Web Services (tras las protestas de Microsoft e IBM) para obtener una nube de computación de 600 millones de dólares con la potencia suficiente para atender a las teóricamente 17 agencias que conforman la comunidad de inteligencia global norteamericana (públicas).

Amazon and CÍALa tecnología de Amazon fue capaz de introducir en una nueva era de cooperación y coordinación a los servicios de inteligencia norteamericanos, permitiendo a las agencias (que supuestamente se deben a ese país) compartir información y servicios con mayor facilidad. Por primera vez, las agencias dentro de la comunidad de inteligencia de EEUU pudieron solicitar una variedad de servicios analíticos y de computación a pedido de la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) pagando además solo por los servicios utilizados.

La Nube tecnológica creada por Amazon constituye básicamente una tecnología pública construida en instalaciones privadas. Las agencias de inteligencia alojan aplicaciones y solicitan una variedad de servicios a pedido, como almacenamiento, computación y análisis. Los funcionarios de la compañía dicen que Amazon realizó más de 200 mejoras incrementales el año pasado, asegurando una especie de innovación incorporada a la nube de inteligencia que ayuda a la comunidad de inteligencia a mantenerse al día con los avances comerciales

Se consolidó por tanto un espacio de trabajo en una red compartida, un lugar donde se pueden cargar datos para una variedad de tareas, como la informática o el intercambio. La nube de inteligencia proporciona a las agencias medios adicionales para compartir información en un entorno donde la seguridad automatizada no es una barrera para el intercambio en sí mismo. Para la comunidad de inteligencia aversa al riesgo, la decisión de ir con un proveedor de nube comercial es una apuesta radical por el sector privado.

AMAZON

La CIA y otras agencias podrían haber gastado miles de millones de dólares en la creación de su propia infraestructura en la nube sin llamar la atención en el Congreso, pero la decisión de comprar una única solución comercial se debió principalmente a dos factores:

“El objetivo era, ‘¿Podemos actuar como una gran empresa en el mundo corporativo y comprar lo que no tenemos, podemos alcanzar el ciclo comercial? Cualquiera puede construir un centro de datos, pero ¿podríamos comprar algo más?

“Decidimos que necesitábamos comprar innovación”, dijo el funcionario de inteligencia Douglas Wolfe.

Fuente: https://www.theatlantic.com/technology/archive/2014/07/the-details-about-the-cias-deal-with-amazon/374632/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *