Halcones de fuego

Por Juan Araujo

Hace más de 40000 años que los aborígenes australianos cuentan historias de los Halcones de fuego que provocan incendios en las vastas llanuras del continente, de hecho en su antigua mitología el fuego fue inventado de forma accidental por dos dioses, Jurumu, el águila con cola de cuña, y Mudati, el milano real con cola de tridente.

Normalmente suele haber muchas rapaces que aprovechan los incendios para dar caza a los animales que huyen de las llamas o bien para hacerse con los restos de las criaturas que sucumben al fuego y al humo. Sin embargo en un reciente estudio, biólogos australianos han demostrado que ciertas especies oportunistas de rapaces australianas son capaces de iniciar un incendio para beneficiarse de la caza de los animales que huyen.

halcones de fuegoDe acuerdo con esta investigación publicada recientemente en el Journal of Ethnobiology, se han tomado testimonios de la población autóctona y se ha constatado que 12 grupos indígenas fueron testigos de avistamientos de aves rapaces que deliberadamente utilizaron ramas obtenidas en incendios existentes y las transportaron a otras zonas, incluso cooperando con otras aves. Según los testimonios, los halcones de fuego son capaces de buscar zonas de incendio para hacerse con ramas ardiendo y propagarlo en sus lugares de interés. También han sido vistos llevando ramas a zonas de fuegos domésticos humanos con el interés de hacerlas quemar. Dick Eussen, un bombero veterano del territorio norte de Australia, describió cómo un milano silbador recogió una ramita ardiente en sus garras y la arrojó a pocos metros de él, inmediatamente se produjo un nuevo conato de incendio. Ese mismo día se produjeron varios principios de incendio causados por aves rapaces.

Entre estas aves destacan los llamados halcones de fuego (milanos negros ( Milvus migrans ), milanos silbadores ( Haliastur sphenurus ) y halcones marrones ( Falco berigora ). El estudio ha sido realizado para comprender mejor este comportamiento inusual y evaluar el comportamiento e implicaciones del manejo del fuego en las regiones donde las aves están activas. Bob Gosford, uno de los investigadores, ha relatado cómo tras el fuego de las praderas tiene lugar un desbordante evento de cacería. “Es un frenesí de alimentación, porque de estos pastizales salen pájaros pequeños, lagartijas, insectos, todo lo que huye de las llamas”.

Fuente: Investigación Journal of Ethnobiology

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *