Gorge Soros y Open Society

George Soros y la Open Society

Por Marcos Mesa

La Open Society Foundations es una sociedad fundada por George Soros, bróker judeo-húngaro, superviviente del Holocausto; Nacido en Hungría en 1930, vivió la ocupación nazi de 1944-5, lo que resultó en el asesinato de más de 500.000 judíos húngaros. Como los comunistas consolidaron el poder en Hungría después de la guerra, Soros salió de Budapest en 1947 para Londres, trabajando a tiempo parcial como un porteador de ferrocarril y como camarero nocturno para apoyar sus estudios en la London School of Economics. En 1956, emigró a los Estados Unidos, entrando en el mundo de las finanzas y las inversiones, donde hizo fortuna.

En la página web de Open Society se define como filántropo e inversionista dedicado a la loable misión de ayudar a los países a realizar ni más ni menos que.. la transición del comunismo! (según reza el lema de la fundación)… pero no detalla hacia donde. La página aparece bañada de un aura de multiculturalidad y apertura de principios, hasta aquí todo muy bien.

Sin embargo lo que realmente es Geroge Soros es un especulador, cacique que se ha dedicado toda su vida a especular más que a construir. Sus operaciones especulativas con la libra esterlina casi hacen quebrar al Banco de Inglaterra (con todo lo que eso conlleva, economías diversas británicas, empleos, etc…) por lo que la historia le recordará como una persona sin escrúpulos que ciertamente hizo una serie de donaciones bastante interesadas ideológicamente en el Movimiento Globalista, pero de bien filantrópico más bien poco si comparamos el daño colateral ocasionado por sus inversiones neoliberales para derrocar gobiernos.

Según la agencia de noticias rusa Sputniknews, Soros a través de la Fundación Open Society fue el principal conspirador en Ucrania, instigador de la revuelta (que aupó a movimientos fascistoides ucranianos) y que ya cocinó reuniones con el embajador de EEUU y la Agencia Internacional de Desarrollo de EEUU: USAID.

la Twitter Revolution de Moldavia
la llamada “Twitter Revolution de Moldavia”

CNN corroboraría esta información y en una entrevista al propio bróker, él mismo admitiría su responsabilidad en la creación de una fundación disidente ucraniana antes de la revuelta del Maidán que se dedicó a entrenar activistas y manifestantes, casi todos pertenecientes a Cooperación y ONG que participarían en las revueltas; De lo que no ha hablado es de cómo la situación en Ucrania ha evolucionado de tal manera que ultranacionalistas y fascistas controlan los servicios de seguridad de Ucrania; quizá esto último es lo que ha sido un duro golpe a la credibilidad del especulador y su afán globalista. (en su batalla contra el comunismo el viejo bróker ha alimentado el gérmen del fascismo ucraniano, no está mal para un superviviente del Holocausto).

Las ideas del filántropo húngaro paradójicamente no son tampoco bien recibidas en el estado hebreo de Israel, que le acusa también de conspirador por financiar organizaciones y ONGs de apariencia bondadosa para socavar el estado, y se preguntarán cómo es posible que existan estas diferencias por parte de un superviviente del nazismo con la que debería ser su patria, pero es muy fácil de averiguar. Soros pertenece al Movimiento Globalista cuya aspiración futura es la destrucción de los estados nación para que el mundo esté regulado solo por el capital privado, la banca y el sector financiero sin los obstáculos o más bien esas pequeñas molestias que aún representan los parlamentos, congresos, municipios, constituciones, leyes etc… es el sueño Neoliberal llevado a su plenitud.

Soros no es el único bróker especulador asociado a movimientos de protesta, un ejemplo similar lo encontramos en Vlad Teichberg, empleado de la gran banca de Wall Street JP Morgan que al mismo tiempo y paradójicamente fue fundador del movimiento (imperialista) Ocuppy Wall Street (OTPOR), otro de esos movimientos espontáneos bien cocinados que casualmente también está apoyado financieramente por George Soros a través de la Fundación Tides.

Entre otras estrategias George Soros ha financiado movimientos de protesta desestabilizadores en Moldavia, Macedonia y otros lugares del mundo para, a través de la manipulación de las personas que participan en dichos movimientos, llevar la misma voz globalista y neoliberal que tienen por ejemplo los acuerdos TTIP o Ceta pero desde la gente.

Una de las grandes contradicciones de la Globalización y el movimiento globalista que la promueve es que abogan por la paz multirracial, la fraternidad entre pueblos, la democracia pero al mismo tiempo abogan por una doctrina económica que en medio mundo solo ha sembrado el desempleo, las desigualdades y el clasismo social, los desahucios de la banca, las burbujas financieras que han arruinado economías, el deterioro de la soberanía alimentaria y el medio ambiente etc..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *