Por Juan Araujo

Bill Traylor nació en la esclavitud en Benton, Alabama. Tras conseguir la libertad trabajó durante el resto de su vida para la Traylor Plantation, en los territorios de Montgomery, Alabama. Se dice que crió más de veinte hijos. Se dice también que la diabetes se ensañó con una de sus dos piernas, y que la artritis lo empujó a la calle como un vagabundo. Solo realizó arte durante tres años cuando pasaba de los ochenta y cinco, fue el primer artista negro autodidacta. Su frescura y autenticidad inspiraron a muchos otros artistas como Paul Klee o Jean Dubuffet.

El reuma le obligó a retirarse del trabajo; malvivió de los cheques de asistencia del gobierno y habitó en la trastienda de una funeraria, en una calle del barrio negro muy transitada por viajeros que se acercaban a la estación. Sobre cartones usados pintaba y dibujaba con lápiz, carbón, temple, obras cuyas temáticas eran la vida callejera del centro de Montgomery. Llegó a realizar 1200-1500 dibujos sobre lo que veía sentado en la acera. Es ahí en la observación donde el artista a través de una sofisticada destreza plasma una mirada especial.

Solía colgar sus dibujos en una valla cercana a su casa para entretener a los locales, de este modo conoció al joven pintor Charles Shannon, quien le ofreció materiales para seguir pintando y algo de ayuda financiera. Con humildes medios y cartón empezó a dibujar sobre un cajón a las personas de la calle, animales y objetos que lo rodeaban, como los de la herrería vecina, mezclados con sus recuerdos. Su amigo artista quien supo valorar su obra le ayudaría a organizar una exposición y un viaje a Detroit para visitar a sus familiares.

Los trazos de Traylor configuran intrincados dibujos de figuras, formas arquitéctonicas y motivos diversos logrados con gran imaginación.

Con 95 años y 1500 dibujos almacenados por Shannon, Traylor murió sin haber logrado inculcar al público ningún interés por su trabajo. En 1982, la audiencia moderna empieza a considerarlo a partir de la expo Arte popular negro en los Estados Unidos, en Washington DC. Actualmente su consideración ha pasado de artista popular a artista contemporáneo. Su obra se puede encontrar en muchas colecciones públicas y privadas. 

                    

 

                      

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *